Portal médico sobre cardiología y medicina de familia

CARDIOFAMILIA | Cátedra de Terapias Avanzadas en Patología Cardiovascular de la Universidad de Málaga

Fisiopatología de la isquemia miocárdica, metabolismo miocárdico, flujo miocárdico basal, reserva coronaria, aporte miocárdico de O2.

El metabolismo miocárdico es elevado, y se encuentra sujeto a amplias y rápidas fluctuaciones, como sucede durante el ejercicio físico. Dado que la obtención de energía miocárdica es dependiente casi en su totalidad del metabolismo aeróbico, la circulación coronaria debe adaptarse para proporcionar O2 al miocardio en cantidades rápidamente cambiantes. De hecho, el flujo miocárdico basal, que es de alrededor de 0,8 ml/g/min, puede llegar a aumentar de cinco a seis veces. La diferencia entre el flujo coronario basal y el máximo posible se denomina reserva coronaria.

El aporte miocárdico de O2 depende del flujo coronario y del contenido en O2 de la sangre arterial. A su vez el flujo coronario depende fundamentalmente de la presión de perfusión coronaria y de las resistencias coronarias.

Demanda de O2

Aporte de O2

Tensión de pared
- Presión
- Radio
Frecuencia cardiaca
Contractilidad
Flujo coronario
- Presión
- Resistencia
Capacidad transporte
Extracción de O2

La extracción miocárdica de O2 es elevada en situación basal, siendo la saturación de O2 de la sangre del seno coronario más baja que en otros territorios venosos; por ello, la posibilidad de incrementar el consumo de O2 aumentando su extracción es limitada. De hecho, aproximadamente un 75 % del contenido de O2 de la sangre arterial es extraído basalmente, pudiendo alcanzarse en caso de necesidad un 90 %. Por ello, la reserva coronaria depende sobre todo de las variaciones del flujo coronario.

textos actualizados

Tendemos la mano a la medicina de familia
Slider
This website is protected by RSFirewall!, the firewall solution for Joomla!