Portal médico sobre cardiología y medicina de familia

CARDIOFAMILIA | Cátedra de Terapias Avanzadas en Patología Cardiovascular de la Universidad de Málaga

Fisiopatología de la estenosis aórtica, elevación de la presión sistólica intraventricular, desarrollo de hipertrofia ventricular, reducción de la reserva coronaria, dilatación ventricular, fallo ventricular, insuficiencia cardiaca.

La estenosis valvular supone un aumento de la resistencia a la eyección de la sangre desde el ventrículo izquierdo a la aorta. Para mantener el flujo sanguíneo debe desarrollarse un gradiente de presión entre ventrículo y aorta.

La presión sistólica intraventricular se eleva, lo cual conduce al desarrollo de hipertrofia ventricular. Las consecuencias son:

  • Una disminución de la distensibilidad ventricular, que hace que para un mismo volumen de llenado diastólico la presión telediastólica se eleve más que en un ventrículo normal.
  • Aumento de las demandas de O2 miocárdico: el aumento de masa requiere más perfusión coronaria; pero no existe un aumento paralelo de la vasculatura coronaria, por lo que la reserva coronaria (capacidad de incrementar el flujo coronario como respuesta a aumentos de la demanda) se reduce. Además, aunque la presión intraventricular sea elevada, la presión aórtica no lo es; y hay que recordar que la presión diastólica aórtica es uno de los componentes de la presión de perfusión coronaria. Dicha presión se ve reducida, no sólo por estar baja la presión diastólica aórtica, sino por estar elevado el otro componente de la presión de perfusión, la telediastólica ventricular, en virtud de la menor distensibilidad del ventrículo debida a la hipertrofia.
Presión de perfusión coronaria = Pr diastólica aórtica - PTDVI

PTDVI = presión telediastólica del ventrículo izquierdo
  • Fallo ventricular: cuando el aumento de la postcarga excesiva se mantiene durante tiempo, se produce dilatación ventricular e insuficiencia cardiaca. En ese momento puede reducirse el gradiente transvalvular, pues el ventrículo no es capaz de generar la suficiente presión.

coda-cardiofamilia

Se considera que una estenosis aórtica es severa cuando el gradiente transvalvular aórtico excede de 50 mmHg, siendo el gasto cardiaco normal, lo que viene a corresponder a una superficie del orificio valvular de 0,5 cm2/m2. Hay que tener en cuenta que el gradiente puede modificarse con el bajo gasto (disminuye) o con circunstancias como la anemia (aumenta).

IMPORTANTE: En los informes de ecocardiografía o hemodinámica se incluyen a veces conceptos diversos como gradiente pico-pico, gradiente máximo y gradiente medio. Este último es el más sólido a la hora de valorar si existe estenosis aórtica severa o no.

coda-cardiofamilia

textos actualizados

Tendemos la mano a la medicina de familia
Slider
This website is protected by RSFirewall!, the firewall solution for Joomla!