Portal médico sobre cardiología y medicina de familia

CARDIOFAMILIA | Cátedra de Terapias Avanzadas en Patología Cardiovascular de la Universidad de Málaga

remdesivirTras los resultados de diversos estudios clínicos, el SIMPLE entre ellos, el remdesivir ha sido aprobado por la FDA para el tratamiento de pacientes con CoVid19.

Estados Unidos se ha apresurado a hacerse con todas las existencias del fármaco, un antiviral efectivo contra ciertos virus, entre ellos el ébola.

La International Society of Hypertension acaba de publicar una nueva Guía de Práctica Clínica. ¿Otra más? Bueno, esta tiene algunos aspectos originales. Por una parte es más sencilla que las de ESC, ACC o AHA; por otra parte, se centra en estrategias que pueden ser aplicadas en los países de renta per cápita más baja, lo que en las guías tradicionales raramente se tiene en cuenta, creando la frustración de «me dices lo que hay que hacer, pero no me lo puedo permitir». Y además insiste en medidas de tipo general, como el manejo del estrés. En resumen, recomendable.

guias hipertension 2020

Un reciente estudio publicado en el Journal of the American College of Cardiology analiza la tasa de publicación de los ensayos sobre insuficiencia cardíaca registrados en Clinical.Trials.gov. En los dos años siguientes a su finalización, solo un 56 % se había publicado. Este hecho parece apoyar los miedos de que existe un sesgo de publicación: es probable que exista una tendencia a comunicar selectivamente los ensayos cuyos resultados son mas positivos.

covidHace tiempo que se sospecha que los corticoides pueden ser beneficiosos en la fase de “tormenta de citoquinas” del CoVid 19, como muy bien explicaba un médico granadino.

Ahora recibimos la confirmación de un ensayo clínico, liderado por la Universidad de Oxford, de que la dexametasona, a dosis de 6 mg, reduce la mortalidad hasta en un tercio en los enfermos que precisan ventilación asistida, y en un 20% en los que requieren oxigenoterapia. Sin efecto en los demás pacientes.

Datos aislados habían sugerido que las estatinas, sobre todo a dosis altas, podían incrementar el riesgo de hemorragia cerebral. Un metaanálisis incluyendo a más de 35 000 pacientes que acaba de ser presentado en un congreso americano de neurología no confirma esta hipótesis, y además recoge una disminución muy significativa del riesgo de ictus isquémico.

Es sabido que existe una elevación del dimero D en algunos pacientes que sufren la infección por coronarvirus, lo que se asocia a un peor pronóstico. Se ha sugerido que el tratamiento anticoagulante podría ser beneficioso, al menos en los pacientes más graves. Ahora un estudio de más de 3000 pacientes del sistema de salud Mount Sinai viene a añadir argumentos al papel protector de la anticoagulación en estos enfermos.

Es sabido que la infección por CoVid19 puede acompañarse de manifestaciones cardíacas. En un estudio sistemático mediante ecocardiografía de pacientes infectados, un grupo de investigadores israelíes reporta que la anomalía más frecuente es la dilatación y disfunción del ventrículo derecho, seguida por la disfunción diastólica del ventrículo izquierdo. Los niveles de troponina y la mayor afectación clínica son factores que se acompañan de una mayor repercusión sobre el ventrículo derecho.

Estudios in vitro indican que la aspirina inhibe la replicación del coronavirus. Sin embargo, las dosis habituales por vía oral no son suficientes para alcanzar la necesaria concentración en vías respiratorias. Un grupo de Baltimore sugiere el empleo de nebulizaciones de aspirina con este objetivo.

Aunque el ejercicio físico es, en general, protector frente a la mayor parte de las complicaciones cardiovasculares, incluyendo la incidencia de fibrilación auricular, puede incrementar el riesgo de esta última cuando el nivel de ejercicio es muy elevado. Un reciente estudio de un grupo británico sobre más de 400 000 individuos confirma que la actividad física regular reduce la incidencia de FA independientemente del nivel alcanzado, pero solo en mujeres. En hombres la protección se pierde por encima de un cierto nivel, e incluso el riesgo de FA aumenta cuando este es exhaustivo.

Muchos médicos que tratan pacientes con hipertensión resistente han comprobado la buena respuesta que en muchos casos se obtiene añadiendo al tratamiento un antialdosterónico. Un grupo de investigadores estadounidenses acaba de publicar un estudio en el que encuentran altas tasas de hipertiroidismo primario, que va del 16 al 27% entre los hipertensos leves no tratados; del 22 al 40% entre los hipertensos grado 2 no tratados; y del 22 al 58% entre los pacientes con hipertensión resistente, dependiendo de que el criterio para definir el hiperaldosteronismo sea más o menos estricto. Sin duda es este un hallazgo que tendrá importantes consecuencias terapéuticas.

marcapasos cardiofNo solo los infartos y los ictus; un estudio en el Veneto, Italia, revela que también durante la pandemia se han reducido las tasas de implante urgente de marcapasos.

Es posible que cuando se reevalúe el impacto del coronavirus sobre la mortalidad poblacional haya que considerar no solo la directamente producida por la infección, sino también la indirecta debida al aumento de mortalidad por otras causas en pacientes que no acudieron al hospital.

Muchos cardiólogos han señalado el preocupante retraso en acudir a urgencias de pacientes con infarto de miocardio durante la actual pandemia de coronavirus, lo que atribuyen a miedo de los pacientes a verse contagiados o peor atendidos. El problema parece extenderse también a los accidentes cerebrovasculares. Dos estudios, en España y China, apuntan a una reducción de entre un 25 y un 40% de los casos de ictus atendidos en relación a períodos similares previos.

Patrocinadores de la Cátedra del Corazón
Video Block
Tendemos la mano a la medicina de familia
This website is protected by RSFirewall!, the firewall solution for Joomla!